PARA PAGAR EN TIENDA SIRIUS...

EL ASESINO DEL ZODIACO...


EL ASESINO DEL ZODIACO
Un morboso pasatiempo astrológico
Publicado por Adela Ferrer
En el zodíaco de los signos hay un asesino: Marte, el planeta que simboliza la violencia, la ira, y que gobierna los siguientes defectos: "Menospreciador de los demás cruel, rivalizador, vehemente en llegar pronto a las manos, temerario, amigo de venganza, jactancioso en las injurias, injusto, terrible, feroz, desvergonzado, presuntuoso, turbulento, derramador de sangre, violador, autor de discordias, ladrón (de guerra, de llevarse el botín a sangre y fuego), arrogante, sedicioso..." (Jerónimo Cardano dixit)
Uno de mis juegos astrológicos preferidos es el de la relación de signos-planetas-acciones- objetos.
Os propongo jugar al macabro juego de: “Si cada uno de los signos tuviese que matar, cómo lo haría”, Desde luego, hemos de pensar que lo haría de acuerdo a cómo se manifiesta la violencia (Marte) a través de la tendencia que le imprime el signo en el que se halla, es decir, siempre será violencia, pero vendrá matizada con las características del signo ocupado por Marte. De la misma forma que los gatos tienden más a arañar que a morder, las cabras tienden más a embestir que a cocear y los toros a cornear que a patear.
A ver qué más se nos ocurre:
Aries:
Como siempre ha de ir deprisa y por delante y su propio regente es el sangriento Marte, su manera más típica de poner en acción la violencia sería cortando cabezas, preferiblemente a espada y gozar de la efusión de sangre. La guillotina le pertenecería.
Tauro:
Signo insistente y persistente, en el cual, Marte no acaba de funcionar bien del todo, casi que Venus le hace preferir algo más sexual y menos salvaje, por eso puede que en Tauro le guste matar a sus víctimas trasmitiéndoles una enfermedad venérea, en cualquier caso, aquí Marteha de ser constante y golpear sin cesar y sin aflojar el ritmo, hasta conseguir su objetivo es donde prefiere matar por agotamiento o mejor, machacar a la víctima a golpe de maza: La lapidación y la “Gota malaya” le encajan bien.
Géminis:
La forma de atacar que tendría Marte disfrazado de Mercurio sería mediante palabras tan ofensivas que abocasen a su víctima al suicidio, o puede que mediante ultrasonidos que le destrozasen el cerebro, o mejor, engañando a la víctima y haciéndola acudir a la ingeniosa trampa que habrá construido con sus hábiles manitas, o según antiguas atribuciones de Mercurio, por magia negra. Como Géminis significa la respiración, la asfixia por gases también le sería propia.
Cáncer:
Marte en Cáncer se debilita, no quiere matar porque Cáncer siempre está por la vida, pero te podría matar a besos, o mejor, ya que aquí Marte se ha de disfrazar de Luna y la Luna es la alimentación: podría matar dando a beber lejía o cualquier otro líquido abrasivo, o quizá prefiera devorarte, como Hannibal Léster. Como Cáncer es el signo de la navegación, quizá, al mejor estilo pirata, incline a echar a sus víctimas a los tiburones o a las pirañas.
Leo:
El prototipo de Marte furioso el Leo es el emperador Nerón, el cual se dice que mandó quitar el toldo parasol del Coliseo y cerrar todas las salidas para que los espectadores se tostaran al sol. Como Leo es el corazón, puede que te clave un puñal directamente en el corazón; como Leo es un león, quizá prefiera lanzarte al foso de sus congéneres. Marte en Leo te abrasará de una forma u otra, porque su instrumento de tortura favorito se relaciona con el calor y el fuego: la hoguera, las parrillas o el horno crematorio.
Virgo:
Marte en Virgo ha de convertirse en perfeccionista, y mesurado amante de un trabajo limpio, sin sangre, sin gritos, sin excesos, minucioso y bien calculado; por ese motivo, el suyo sería el crimen perfecto: conseguirá la confianza de la víctima y, tras asesinarla por ingesta continuada de algún medicamento astringente o laxante, de los que destrozan el colon, la diseccionará y hará desaparecer toda huella. Por ser Virgo regente de la barriga, podría ser regente del harakiri y su frase más violenta sería "te voy a sacar las tripas".
Libra:
Marte disfrazado de suavidad, dulzura y equilibrio, detesta el escándalo, el dolor y la fuerza. Habrá de disponer de un ambiente calmado, bello y musical, por tanto, el veneno es su arma predilecta. Eso sí, procurará ponerle mucho azúcar al veneno y seguro que le administra el tóxico a su víctima de tres o cuatro formas distintas, porque, libra al fin, dudará cien veces de si la dosis es la correcta o si le hará suficiente efecto. La muerte de Cleopatra, por veneno de crótalo, que tiene la característica de paralizar la función renal, sería la más adecuada.
Escorpio:
Marte en Escorpio disfruta de lo lindo, el reino de la muerte le da mucho placer morboso, disfrutará de la venganza, de la premeditación y de la alevosía y por estar en un signo fijo, se tomará su tiempo. Así que primero, te enviará una amenazan para matarte de miedo, de terror, en plan “Psicosis”. Cualquiera tipo de tortura pertenece a esta manifestación de Marte, pero las relacionadas con la parte anatómica gobernada por Escorpio le están especialmente dedicadas, como la violación o el empalamiento. Como este es un signo de agua, quizá se le ocurra contaminar el agua con algún tipo de residuos atómicos (la energía atómica es plutoniana). En fin, no despreciemos la treta de meter un escorpión africano en el cuarto de baño.
Sagitario:
Aquí Marte se ha de poner teatral y exagerado, así que invitará a su víctima a un viaje al extranjero, le ofrecerá un extraordinario banquete de foie-gras y coñac para ponerle el hígado tal cual el de una oca francesa. Luego le invitará a ver las cuadras donde lo dejará durmiendo la borrachera junto al caballo más nervioso y coceador. Otra forma de matar de Marte en Sagitario, sería disparándole, desde un palco del teatro con un rifle de mira telescópica, o si lo quiere hacer en plan sagitario grandilocuente, será el asesino quien viaje y desde el extranjero, le disparare un misil intercontinental.
Capricornio:
Aquí Marte trepa por las montañas y ama la altura y lo antiguo: derribará un vetusto muro sobre su víctima, la despeñará por un precipicio o desde lo alto de una torre, o sencillamente, la empujará escaleras abajo, o le dejará caer una pesada estatua encima... Pero Marte habrá de disfrazarse de Saturno, se tendrá que adaptar a la paciencia y al tiempo, por eso el encerrar a la víctima en una oscura y estrecha celda, emparedarla, abandonarla en una excursión espeleológica o en una excavación arqueológica, o cualquier otra forma de “enterrarla viva”, estarían bajo su especial regencia.
Acuario:
Marte en Acuario escogerá cualquier sistema de asesinar que sea científico, original, repentino e infalible; como Acuario rige los rayos y la electricidad, procuraría electrocutar a su víctima, bien mediante la típica tostadora en la bañera o bien mediante algún invento que atraiga un rayo sobre la casa de la víctima. Puede emplear ingeniería genética para provocar una alteración en el ADN relacionada con la médula espinal o, mejor aún, con las gónadas (por aquello de la emasculación de Cronos). O quizá lo meta en una nave espacial y lo lance a orbitar, como le hicieron los rusos a la perra Laika.
Piscis:
Los cantos de sirena, es decir, las mentiras, el engaño y las drogas serán las armas de Marte en Piscis, quien no dudará en matar por sobredosis de opio disuelto en agua. También puede dejar abierta la espita del gas para que su víctima muera mientras duerme una borrachera a la que le previamente le indujo. Podría también abandonarte en una balsa en medio del océano. O quizás lanzarte a una piscina de ácido cáustico. O puede que te eche a una fosa marina calzado con unos buenos zapatos de cemento.