PARA PAGAR EN TIENDA SIRIUS...

SATURNO EL DIOS DEL TIEMPO...

2 de octubre 2013:
Cuando Quirón y Saturno nos muestra quienes somos en realidad... La luna se localiza ya en Virgo y mientras vivimos con intensidad aún el efecto de la cuadratura del Sol en Libra con Plutón en Capricornio, nos encontraremos durante este miércoles, segundo día del mes de octubre a Saturno en Escorpio en trino con Quirón rx en Piscis.
Nos encontramos este 2 de octubre ante el tercer trino de Saturno en Escorpio con Quirón en Piscis, serán 5 en total, los dos primeros ocurrieron el 16 de noviembre del 2012, y el 21 de marzo de este año.
Los próximos dos ocurrirán en el 2014, el 12 de junio y el 5 de agosto respectivamente.
Sabemos que Quirón tiende a unificar, a unir Saturno con Urano, y a veces se encuentra más cerca de uno que del otro.
Este Quirón en Piscis se encuentra más cerca de Urano (Aries) que de Saturno (Escorpio) por lo que el mensaje general del tránsito de Quirón por Piscis está relacionado con la liberación, con un mundo futuro en el que todos respetaremos nuestras diferencias, en un mundo uraniano.
Y no en la rigidez de una sociedad saturnina.
Con respecto a estos 5 trinos Saturno en Escorpio con Quirón en Piscis, cada uno de ellos pareciera haber tenido una función diferente, sin embargo, todos como un conjunto nos irán mostrando nuestra propia capacidad de regeneración, de surgir una y otra vez triunfante desde las profundidades de nuestro dolor y de nuestros miedos.
El Quirón mitológico es hijo del propio Cronos (Saturno) y eso hasta cierto punto sigue siendo visible en el Quirón astrológico.
Con el tiempo y siendo humildes, todo pasa, todo se cura.
Quirón, a veces nos hace sentir fuera de lugar, nos hace también creer que nunca nos libraremos del sufrimiento, que todo seguirá igual y que luches o no luches, no hay solución para ese mal que aqueja todo tu ser.
Esto generalmente ocurre cuando Quirón transita de manera retrógrada y hace contacto con algunos de tus planetas natales.
En este tercer encuentro entre Saturno en Escorpio y Quirón en Piscis tenemos a Quirón en su fase retrógrada, la cual finalizará hasta el 19 de noviembre.
Así que el mensaje encubierto en este trino tiene que ver con el manejo del dolor.
El trino es un aspecto que nos muestra lo mejor de los dos planetas involucrados, con él veremos el poder de concretar, de materializar, la perseverancia y la pasión de Saturno en Escorpio y también veremos la sapienza y poder de sanación de un Quirón conectado con la Totalidad, con el mismo Universo.
Este trino ocurre a los 10° de Escorpio (Saturno) y Piscis (Quirón rx) está relacionado con el trino del 21 de marzo del 2013, pues ocurre prácticamente en los mismos grados, la diferencia más notoria es que en aquel entonces Saturno se encontraba retrógrado y Quirón directo, y hoy ocurre lo contrario.
Este trino ocurre mientras la luna transita por Virgo, un signo que nos habla también de la curación, de la sanación, del paso a paso, para conseguir nuestra propia iluminación y así sanar todas las heridas.
Hace mucho tiempo dejé de creer en las casualidades, para mi todo es sincrónico y preciso, todo llega en su momento, y todos estoy seguro vamos sintiendo lo mismo, que poco a poco, nuestro mundo interior se encontrará cara a cara con el exterior y serán uno.
Por eso, todos estos tránsitos tan relevantes han venido ocurriendo durante los últimos tres años, estamos cambiando, estamos evolucionando, pero, antes tenemos que lidiar con nuestras propias miserias, con nuestros temores, con los resultados de nuestros desatinos.
El trino Saturno-Quirón nos muestra eso, es terapia para nuestro corazón, cuerpo, mente pero más que todo para nuestra alma. Saturno y Quirón aunque parecen ser dos personajes muy diferentes no lo son tanto, ambos son maestros, son expertos en ubicarnos en el “aquí y ahora” pero, lo más importante es que los dos y en especial cuando trabajan juntos en nuestras vidas nos hacen avanzar y descubrir lo que realmente somos, que como dijo en su momento Pierre Teilhard de Chardin, se reduce a lo siguiente: “No somos seres humanos viviendo una experiencia espiritual. Somos seres espirituales viviendo una experiencia humana” Daniel