PARA PAGAR EN TIENDA SIRIUS...

MEDITACION PARA CAPRICORNIO...


MEDITACION PARA CAPRICORNIO.
Tenemos a nuestra disposición las energías de capricornio durante los días 7 al 11 de enero, pero si nos sumergimos en la verdadera esencia de este 2012 que iniciamos, donde todos los nuevos caminos se revelan de forma majestuosamente bella, podemos descubrir que como la “cabra que amantó a Zeus para esconderlo de Cronos y que no fuera deborado por él”, la magia de este gran tiempo reside en aprender también como manejarnos en un espacio de conciencia libre de las condiciones espacio-tiempo de la tercera dimensión.
Este plenilunio nos permite acceder a la cima de la montaña. Nos estamos iniciando en el empleo de la energia y su fuerza y de este modo, la perfección que muchos estan alcanzado en sus vehículos convirtiéndolos en verdaderos contenedores y transmisores de la sabiduría y la luz, nos ofrece la posibilidad de acceder a través de los vórtices de energía que meditadores y grupos estan generando a la infinidad de corrientes cósmicas que durante la tríada 2009-2010-2011 fueron trasmitidas desde canales externos a la humanidad.
Es así como nuestra conciencia iluminada empieza a transitar un circulo de poder donde todo esta disponible y preparado para servir e iluminar cada paso de quienes con creciente emoción reconocen una nueva vía y una nueva era que se está desplegando de forma impredeciblemente poderosa.
Así como ya comentamos, durante este plenilunio no sólo podemos trabajar en la consciente y enfocada tarea Jerárquica del “plan” si no que podemos bucear en la poderosa fuente de energía creada por muchos hermanos en sus servicios anteriores para encontrar todo aquello que en sintonía con nosotros pueda acercarnos a la maravillosa realización de nuestra individualidad.
Durante el sendero de reconexión de la mente durante 2012 será necesario el desarrollo y pleno empleo del punto medio, como centro focalizador de todas las corrientes internas y externas del movimiento ascensional.
El corazón medio, se revela como el gran centro de conciencia capaz de asimilar las energias duales en un todo homgeneo, permitiendo que la comprensión y la fuerza de los vehículos inferiores y células que ascienden para reunirse en su luminoso centro puedan ser bañadas y sintetizadas por el contacto de la luz del Alma y sus vehículos superiores de expresión.
Este gran punto cuya expresión física es la glándula pineal nos aproxima a la capacidad divina de generar luz y fuerza especializada permitiéndonos una visión cada vez más ampliada y el contacto con el ritmo y las vibraciones superiores  que a su vez nos empujan al contacto con almas y energias grupales de nuestra misma tónica.
Podemos pues empezar comprendiendo que, nuestra montaña, nuestra cima, aquel lugar desde donde las certezas y la sabiduria se manifiestan de forma esplendorosa es el punto medio o corazón medio.
Es desde ese punto elevado de nosotros mismos desde donde podemos observar todos los escenarios, ya sean físicos, emocionales o mentales y entregarnos a la recepción de la luz suprema que nos permita devolver el verdadero orden natural a nuestra naturaleza divina.
Así, desde la cima, podremos descubrir claramente si nuestros vehículos inferiores aún requieren atención, sanación y amor para entregarse por completo al trascendental cambio evolutivo de la humanidad. La luz suprema en la que nos envolvemos desde ese punto privilegiado de nuestra conciencia donde todo nuestro ser se reúne, nos permite luego darle la espalda y repartirla por nuestros vehículos inferiores…
El trabajo físico durante este plenilunio para todos aquellos que todavía sienten resistencia y ataduras a las viejas formas de pensamiento y expresión humanas, puden ser ampliamente acrecentados por las fuertes corrientes de capricornio, que en consonancia con Cáncer no sólo pueden transmutar nuestros vehículos inferiores en una casa iluminada, si no que pueden derramar esa fuerza en todos aquellos que gracias al magnetismo y a la sincronicidad de este tiempo podemos sentir que se encuentran en el mismo punto vibracional que nosotros.
Así cuando derramamos nuestra propia luz sobre los otros eligiendo y comprometiéndonos el todo que trabaja conjuntamente por la ascensión armónica, no sólo empleamos nuestra fuerza en servir al otro, si no que esa misma fuerza  acrecienta y acelera nuestro proceso por la gracia infinita que se derrama sobre aquellos que emplean su luz para servir a los demás, realizando el verdadero movimiento del universo, la fraternidad entre todos los reinos y dimensiones.
Esta primera via de capricornio, cuando el trabajo físico no ha sido llevado a cabo, nos permite experimentar la primera iniciación o iniciación del umbral, donde todo el mundo dévico lunar se pone al servicio del Alma y nos regala así la capacidad de sentir, experimentar, concretar y asimilar con plenitud la conciencia de nuestra divinidad interior.
Sin este principal aspecto es imposible empezar a generar el movimiento de la magia y el poder del hombre.
La segunda via de esta primordial experiencia del plenilunio a la que nos acercaremos si nuestro interior anida y se despliega ya la magestuosa verdad de nuestra esencia es el bautismo. Desde el corazón medio centro poderoso y repartidor de la energía de todo nuestro Ser, la divina luz se genera recibiendo desde la tríada celestial las amorosas palabras :” tú eres mi hijo y te amo”.
La certeza del amor trascendental, la fuerza del segundo rayo que nos envuelve transformándonos en poderosas corrientes de sabiduría y escenarios fértiles para la nueva era de acuario, disipa toda vibración no armónica y nos acerca poderosamente a la capacidad de sostener sin esfuerzo nuestro compromiso como pensadores simientes del nuevo giro de la rueda kármika: el Dharma.
Es pues capricornio una experiencia única que nos permite contactar con nuestra fuente principal y nuestra fuerza especializada. Podemos observarnos y pensar desde el mundo de la forma, que ya damos o hacemos lo suficiente…Desde el punto medio, desde la cima de la montaña la percepción es totalmente diferente y la luz y el amor absoluto, convierten cada acción sobre el mundo en un privilegio, en un estímulo y una inquietud, que nos empuja a crear y a buscar nuevas fórmulas desde donde revelar y entregar nuestro ilimitado campo de creación al movimiento universal de la ascensión armónica.
Anabel.C.Huertas