PARA PAGAR EN TIENDA SIRIUS...

LUNA LLENA EN CANCER...


LUNA LLENA EN CÁNCER 
Ya estamos en la última Luna Llena del año 2012, y cae en el signo de Cáncer, el primer signo de agua del zodíaco y símbolo de la Gran Madre y el mito de Eleusis. Cáncer, representa entre otras cosas, el tema de la madre y la hija, la búsqueda de la eterna separación entre estas dos caras de la misma moneda.
Todos aquellos con el Sol, la Luna o el Ascendente en Cáncer viven la eterna historia de la lucha de la separación de la Madre. En la antigüedad sólo se referían a La Madre y La Hija, cuando hablaban de este mito, sin darles un nombre a ninguna de ellas, el arquetipo no se nombraba, se concebía como un sólo arquetipo formado por dos deidades, ni siquiera se hacía la diferencia si eran dos dioses o dos diosas, aunque todo el mundo sabía que se hablaba de dos deidades femeninas. Fué Homero y antes que él, Pamphos, (según Carl Kerenji) quien primero incluyó el nombre de Persefone, como el nombre de la hija, en un poema. Antes cuando se referían a ella solo la llamaban "Core" o la Doncella. El nombre de Demeter (Ceres para los Romanos), surgió así como la "otra" deidad, más mayor, por tanto, la imagen de la Madre. La madre de la tierra, de la agricultura, de la Hija. La historia de Eleusis, habla de Hija que es "robada" de su madre y luego devuelta sólo con un arreglo previo, hecho entre el Dios del Submundo, Hades, (Plutón) y Demeter. La separación de la psique de la Madre, es la historia de todos los Cáncer, un destino inevitable tanto con sus madres como con sus hijas.
Esta Luna Llena, a unos 7º del ángulo Cáncer-Capricornio, coincide con la cuadratura Urano-Plutón, ya que el Sol, está en conjunción a Plutón que ahora se encuentra a unos 9º de Capricornio y a Juno, a 3º de Cap. Esta constelación, incluida la Luna a 7º de Cáncer, forman una T-cuadrante a Urano, a unos 4º Aries 42'. Una vez más nos encontramos con el tema de la separación dentro de un contexto tradicional. Cómo separarnos de eso que nos da forma y nos contiene? Cómo liberarnos de aquello que necesitamos para tener algún tipo de orden en nuestras vidas?. Como nos separamos o nos independizamos de aquello por lo que trabajamos tan duramente por mantener? Quién ganará, la fuerza de la independencia o el sistema? Cómo separarnos de Madre? Quizás la respuesta esté un poco en el medio. Sólo luchamos por independizarnos de aquello que creemos diferente a nosotros y quizás la historia va por comprender que todos somos UNO, y que simplemente podemos operar independientemente de aquello de lo que formamos parte. Complementándonos, pero sin ser absorbido por la otra parte que parece querer gobernarnos. Todos respetando la importancia de que existan las dos partes para la máxima realización del todo. Ya sean las dos partes: Madre-Hija, Republicanos-Demócratas, del PP o del PSOE, Profesores-Estudiantes, Jefes-Empleados, etc.
Sólo tenemos esta ilusión de lo separado, para aprender más rápido, las diferentes posibilidades humanas. Todos nos enriquecemos de todos. Todos tenemos algo importante y único que aportar. TODOS somos INDISPENSABLES, y aún así, NADIE lo es.
Con el asteroide Juno envuelto en la Luna Llena, por su conjunción al Sol y a Plutón, y la oposición a la Luna, el tema de las relaciones personales, el poderío de lo femenino, es un tema relevante para esta lunación. Pallas Athena, a 26º de Piscis, forma también una T-cuadrante a Mercurio a 26º de Sagitario y a Ceres a 24º de Géminis. A propósito, si sales a mirar el cielo ahora, verás a Júpiter, majestuoso al lado de la Luna, brillando desde Géminis como nunca. Vesta se encuentra muy cerca, como recordándonos que el grito de lo femenino, se escucha ensordecedor en la naturaleza humana y que debemos respetarlo, para no despertar a Lilith, o a Medusa o Ereshkigal. El poderío del lado oscuro de lo femenino es aún más poderoso y como en el caso de Medusa, convierte en piedra a todo aquel que se atreva a mirarle a los ojos. Sólo con la REFLEXIÓN de ella misma se pudo cortar su cabeza, y evitar ser petrificado.
La mezcla de estos arquetipos en una lunación y sobre todo al final del año, unos días después del solsticio de invierno y de verano, nos recuerda que debemos confrontarnos con nuestra propia sombra, para crecer, para reconocer nuestro propio poder, tomar consciencia de que hay cosas que deben cambiar, para que podamos evolucionar, y dejar evolucionar a aquellos al nuestro alrededor. Reclamar nuestra autoridad es otro de los temas, como lo es el respetar nuestro rol, en la comedia de nuestras relaciones personales. Qué papel hemos inconscientemente, aceptado desarrollar? Nos estamos saliendo del rol y reclamamos un cambio? Debemos aceptar que para que esto ocurra, todo debe cambiar, no sólo una parte. Nada quedará como estaba y eso está bien. Todo lo que no cambia está destinado a morir.- Todo está destinado a morir, incluido cada uno de nosotros y debemos aceptar eso también. Debemos respetar nuestros propios roles en nuestras relaciones personales, y comprender que para que la relación evolucione, de tanto, en tanto, deben transformarse. Mientras eres madre, eres madre y esposa, o sólo madre, si no estás con el padre, pero cuando los niños se marchan, ya no eres madre y eso debe respetarse también.
Cáncer como todo signo de Agua, aprende rápidamente que nada se queda igual por mucho tiempo, y si tu eres uno de esos Cáncer con mucho Leo en tu carta astral u otros signos fijos, entonces la lucha por dejar fluir los cambios y tratar de que todo se quede igual es agotadora. Al final SIEMPRE gana el cambio, y debemos aceptarlo o estamos destinados a morir en vida. Empezamos a morir, cuando el cambio nos pasa por encima y nosotros pretendemos seguir igual. Aunque no usemos Facebook o Twitter, debemos saber lo que es, sino empezamos a morir y desconectamos de los cambios que están ocurriendo. Doy este ejemplo, sólo por que es muy común. Pero haciendo eco de este poderoso Júpiter en Géminis, debemos estar informados, para poder seguir viviendo con el mundo, con la vida, sin que ella nos pase por encima. Feliz Año Nuevo a todos desde lo más profundo de mi corazón.