PARA PAGAR EN TIENDA SIRIUS...

FIN DE SEMANA SATURNIANO...

FIN DE SEMANA SATURNIANO…

Nos toca un fin de semana Saturniano con la Luna en Capricornio hasta mañana a las 14.05 cuando pasa a Acuario, también co-regido por Saturno además de su regente moderno Urano. Es la preparación energética para que integremos a Saturno en todo su magnitud ya que está a solo tres días de la conjunción exacta con el nodo norte en Escorpio. Para poderle dar la bienvenida al Señor del Karma y de la Materia podemos hacer varias cosas de una forma ritual:
Podemos vestirnos de negro, de grises o marrón oscuro, sus colores favoritos.
Saturno es como el Ermitaño del Tarot, podemos meditar en este arquetipo e intentar captar su significado profundo.
En su honor podemos volvernos más austeros durante la próxima semana, tirar o regalar las cosas superfluas, quedarnos con lo necesario que vamos a usar realmente (de esta forma también utilizamos al mismo tiempo los principios del Feng Shui).
Investiga sin miedo en la tristeza y el aburrimiento, emociones asociadas con Saturno. Abrázalas, amalas y honra tus estados emocionales lentos y pesados, tu melancolía, como bendiciones que en sí mismo encierran un aprendizaje.
Habla poco, retírate del bullicio del mundo, ves a tu cueva; ralentiza todos tus procesos ya que esto es lo que hace Saturno, ralentizar. Nos puede enseñar cómo salir del frenesí de la vida moderna. Si no lo hacemos voluntariamente, a veces nos bloquea con obstáculos, interferencias, enfermedades, (cuidado con los achaques estos días, Saturno rige los huesos, nuestra estructura, el esqueleto.) Podemos prevenirlo si vamos en su encuentro haciendo las cosas más despacio, desacelerándonos.
Lo más importante, usa su energía conscientemente porque de este modo se eleva, se canaliza para construir, materializar y madurar. ¿Cómo? Podemos usar positivamente su vibración comprometiéndonos con nuestro trabajo, con nuestras relaciones íntimas (¡está en Escorpio!!), diciendo la verdad, siendo honrado y disciplinado con todo lo que hacemos. Suena algo anticuado, ¿no? Pues así es Saturno: le encantan las tradiciones, los valores (incluido los de hace décadas, siglos…), es sumamente conservador, es la columna vertebral del mundo.
Ahora con la Luna en Capricornio, su signo, podemos conectar de una forma emocional con el Maestro del Tiempo, otro de los nombres atribuidos a Saturno, y permitirle que nos revele sus misterios.