PARA PAGAR EN TIENDA SIRIUS...

LOS NATIVOS DEL SIGNO DE ESCORPIO...

LOS NATIVOS DEL SIGNO DE ESCORPIO
Negativo, fijo, de Agua, gobernado por PLUTON Y MARTE. 
Femenino, violento, fecundo, nocturno, mudo, tortuoso. 
Las fuerzas ocultas, el demonio, el misterio, la magia negra, las cosas extrañas; los poderes ocultos del hombre; la destrucción, el suicidio, la muerte, pero también la regeneración; los seres maléficos, los enemigos disimulados, la venganza, los viajes peligrosos, sobre todo por agua; los peligros de sumergimiento, los dramas pasionales, la envidia y los amores contrariados.
RIGE EN EL MUNDO: 
La mortandad y las herencias, las donaciones y los legados; el dinero por matrimonio; las reformas radicales por la violencia, la energía pasional que se alimenta y estalla de repente, los ataques bruscos, el aspecto agresivo del militarismo; la ciencia, la meditación, los estudios profundos y búsquedas difíciles; el mundo médico y quirúrgico.
CUALIDADES: 
Interiorización, voluntad, emoción. 
Regeneración, curiosidad, misticismo, habilidad y poder para juzgar correctamente; orgullo, energía, tenacidad, conciencia y escrúpulos en los actos.
DEFECTOS: 
Pasión, envidia, exceso de discreción, celos, arrogancia, crítica destructiva, extremismo, tiranía, carácter íntegro y exclusivo. 
Odio, brutalidad, violencia.
ANATOMIA: 
Los órganos genitales externos y el aparato urinario, junto con el signo LIBRA. 
La región ilíaca, el ano, el recto, la nariz y el olfato. 
Rige la renovación de las células, la menstruación, los excrementos líquidos, la orina, la transpiración, sudor, y las de autodefensa (los glóbulos blancos de la sangre), así como las de los órganos de reproducción (espermatozoides)
Los trastornos, enfermedades y lesiones de los órganos que rige, las enfermedades venéreas, blenorragia, sífilis, orquitis, vaginitis, prostatitis (ESCORPIO rige los sitios profundos y escondidos), tuberculosis de los testículos, hernias, tumores, fístulas y cáncer de vagina, de recto, hemorroides, escorbuto, estreñimientos, herpes, y prurito anal y vaginal; la castración, las enfermedades y lesiones de la nariz, sinusitis, inflamación de las mucosas nasales y resfriados.
Mitología de Escorpio SCORPIUS, con las garras y el aguijón listos para la batalla, fue un siervo de Apolo y creado para destruir al concupiscente y vanidoso Orión, violador de doncellas y matador de bestias. 
Los escorpiones son arácnidos nocturnos, escurridizos y muy agresivos siendo, de acuerdo a los especimenes fósiles, una de las criaturas terrestres más antiguas.
Tienen en la cola un aguijón que inyecta un veneno capaz de matar a un adulto. 
Cuando el escorpión se enfurece, él mismo se clava el aguijón sin quererlo y se causa la muerte a sí mismo.Scorpius era temido por Orión, pero admirado por los dioses por su fuerza, furia y grandeza. Escorpio se relaciona con el cambio, la trascendencia, la evolución, el crecimiento interno, el desarrollo personal, la transformación profunda de si mismo a través de un fuerte trabajo de auto confrontación y un deseo ardiente por salir adelante.
Se trata de un cambio explosivo, radical, de proporciones gigantescas, algo así como el hecho de cambiar la residencia a un país extranjero, el salir de la pobreza y escalar la montaña que lleva al triunfo económico, o tomar decisiones que van a cambiar para siempre la vida.
Jugarse el todo por el todo, quemar las naves, emprender el viaje sin retorno, iniciar una Carrera Profesional.
Cambios en los que se arriesga el futuro, se arriesga a la pareja, a la familia, a la comunidad, se juega frecuentemente hasta la vida misma.
El cambio puede ser en lo armónico o en lo inarmónico.
Escorpio también es el signo de la transmutación de la energía sexual, de la elevación del Kundalini, la sublimación de esa energía, que han logrado los grandes místicos a través de la oración y de su buen actuar, o los Yoguis con la práctica profunda y vivencial del Yoga, los Maestros del Taoismo, del Tantra Yoga, del Kundalini Yoga, etc.
La energía sexual es la que activa los chakras para alcanzar la iluminación.
Los animales conocidos como alacranes, representativos de Escorpio, son arácnidos nocturnos, escurridizos, muy agresivos, y se les conoce también como una de las especies más antiguas. 
Poseen un venenoso aguijón que puede matar a un ser humano. 
Se sabe que este animal, cuando está muy alterado, se vuelve tan agresivo que al intentar atacar, por error se pica el mismo y muere con su propio veneno.
En la Mitología Greco Romana, Scorpius fue un siervo del dios Apolo, y fue creado para destruir a Orión, que se distinguía por su vanidad y por su fama de violar ninfas y matar animales. 
Orión era un fanfarrón y se jactaba de haber intentado violar a la diosa Diana (la Luna), hermana de Apolo.
Los dioses admiraban a Scorpio por su furia y por su fuerza.
Orión en cambio temía a Scorpio, quien finalmente lo mató clavándole su ponzoñoso aguijón en un pié, pero el famoso hijo de Apolo y eminente médico griego Esculapio, que se distinguía porque lograba revivir muertos le devolvió la vida.
Esculapio era hijo de Apolo, nació en el monte y una cabra lo alimentó con su leche.
El Centauro Quirón lo educó y le enseñó a conocer todas las yerbas, las que curan y las que matan.
También aprendió a pronunciar los conjuros que alejan las enfermedades y las dolencias. 
Esculapio supero a su maestro Quirón, pues logró resucitar muertos.
Revivió a Glauco, a Acapaneo, a Tíndaro, a Hipólito y finalmente a Orión.
Pero Plutón, el dios del Reino de ultratumba se alarmó y se quejó con Zeus, quien lo mató con su poderoso rayo por contravenir las leyes naturales.
Apolo que no podía contra el dios de dioses, en venganza mató a los Cíclopes, quienes le habían forjado a Zeus su rayo.
Escorpio tiene como planeta a Plutón, quien era también conocido como Hades, y que le toco el reino de los infiernos.
Según la Mitología Greco-Romana, los Keres eran seres malignos al servicio de Plutón, que se encargaban de dar el golpe mortal a los humanos moribundos y de llevar sus almas ante Hades, en donde eran juzgadas para obtener el premio o castigo a su comportamiento.
A la puerta de los infiernos, narra la Mitología, hay un perro de tres cabezas de nombre Cancerbero, que cuida para que las almas no se escapen ni los vivos entren.
El lugar está rodeado por dos ríos: El Estigio y el Aqueronte, siendo este último el que cruzaba Caronte en su barca para llevar a las almas a las puertas del infierno.
Este viejo y feo sujeto de larga barba gris, obligaba a sus pasajeros a pagar entre uno y tres óbolos por su viaje.
Los deudos ponían en la boca del finado las monedas para cubrir la cuota que exigía Caronte.
Los que no traían dinero eran golpeados por el barquero con su remo y botados de la barca.
Los demás, eran entregados a Mercurio después de cruzar el río, para que los llevara a comparecer ante la Corte que los juzgaría.
Otra de las funciones de Caronte, era acompañar a Marte en las batallas, a donde llegaba con una tremenda masa, para rematar a los heridos y llevárselos consigo.
Minos, Eaco y Radamanto, eran los honrados jueces que presidían el tribunal en la antesala del infierno.
A los justos los enviaban a los Campo Elíseos, y a los pecadores al Tártaro.
El Tártaro recompensa de los maliciosos, es una prisión fortificada rodeada de un río de fuego llamado Flegetón.
En el hay tres barqueros que son tres furias: Alecto, Meguera y Tisifone.
Con una mano empuñan una antorcha candente y con la otra un látigo ensangrentado, con el cual flagelan sin cesar a los malvados que merecen duros castigos.
Aquí moran los violentos, los traicioneros, los infieles, lo avaros, los belicosos, etc. Cerca del Tártaro viven los Remordimientos, la Miseria, las Enfermedades, la Guerra, la Muerte, las Arpías, etc. 
Este es definitivamente el reino de Plutón, o sea el infierno.
Los Campos Elíseos son de verdor maravilloso y praderas llenas de flores.
El sol brilla y los pájaros cantan continuamente con una dulce melodía. Ríos, tierras fecundadas, cosechas abundantes, etc. son otras de sus delicias.
En este lugar no hay dolor, enfermedad ni vejez, ni para el cuerpo ni para el alma, como tampoco existen pasiones ni envidias humanas.
En pocas palabras era el cielo.
Se asocia al Águila. Escorpio se relaciona con el cambio, la trascendencia, la evolución, el crecimiento interno, el desarrollo personal, la transformación profunda de si mismo a través de un fuerte trabajo de auto confrontación y un deseo ardiente por salir adelante.
Se trata de un cambio explosivo, radical, de proporciones gigantescas, algo así como el hecho de cambiar la residencia a un país extranjero, el salir de la pobreza y escalar la montaña que lleva al triunfo económico, o tomar decisiones que van a cambiar para siempre la vida.
Jugarse el todo por el todo, quemar las naves, emprender el viaje sin retorno, iniciar una Carrera Profesional,
Cambios en los que se arriesga el futuro, se arriesga a la pareja, a la familia, a la comunidad, se juega frecuentemente hasta la vida misma.
El cambio puede ser en lo armónico o en lo inarmónico.
Un Ascendente en el signo de Escorpio asume la regencia de la Carta.
Entendemos que es el signo de las grandes crisis, de los asuntos que son de vida o de muerte, de la banca, del mito del "Ave Fénix", del dinero ajeno que puede recibirse como el producto de los donativos, legados, hipotecas, herencias, seguros, prestaciones, etc.
Sin duda, entonces, estamos ante una situación demasiado apremiante, y que siempre nos exige soluciones rápidas y seguras.
No cabe duda, y al menos estoy acostumbrado a verlo, que la presencia de Escorpio en el Ascendente es preludio de las peores tragedias que arrojan como resultado una cantidad de muertos muy superior a la esperada. Con Escorpio siempre nos estamos jugando la vida a cada instante, pues la vida y la muerte se enfrentan sin darse tregua.
Extremista por siempre y dispuesto a llegar a su máximo, es el octavo signo.
La renovación y por ende, la resurrección le son parte de su esencia.
Con este signo no se puede esperar nunca que las cosas sean fáciles o pacificas, pues ama la guerra y la agresión.
ESCORPIO: 
Zonas lodosas, lugares frecuentados por alimañas, y animales ponzoñosos, reptiles venenosos, áreas sujetas a inundaciones.
Zonas petrolíferas, y de minas, lagos contaminados, terrenos ganados al mar, suelos con riquezas subterráneas.
En ciudades: 
Subterráneos, cementerios, lavanderías, zonas de prostitución o venta de sexo. Casas abandonadas, basureros, fábricas en donde se reciclan la materia prima, edificios en lugares solitarios de acceso nada fácil, las casas encantadas.